¿Asfixiado por las deudas?

Deja de preocuparte, existe una segunda oportunidad

Caso 1

Pedro estaba Asfixiado por las deudas y quería pactar con sus acreedores pero no sabía cómo. Con la Ley de Segunda Oportunidad consiguió un acuerdo para sus deudas que le liberó de una situación insostenible.

Caso 2

A Mari Luz, asfixiada por las deudas, tras perder su piso en la ejecución hipotecaria, el banco le seguía reclamando deuda que no podía pagar, al tener otros préstamos que tampoco podía cubrir. Con la Ley de Segunda Oportunidad consiguió el “perdón judicial” de todas sus deudas.

Caso 3

A Jonathan le embargaban cada mes parte de su nómina y acumulaba deuda de diversos préstamos que no podía pagar. Con la Ley de Segunda Oportunidad consiguió, primero que le paralizaran el embargo de su nómina y posteriormente el “perdón judicial” de sus deudas.