El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a reforzar el mecanismo de Segunda oportunidad para familias y deudores en situación de insolvencia (familias endeudadas).

La proposición no de ley aprobada a partir de las iniciativas impulsadas por los Grupos Socialista y de Ciudadanos, urge al Gobierno a flexibilizar los requisitos para que los sectores más vulnerables puedan pagar sus deudas mediante dación en pago de su vivienda habitual, manteniendo el derecho a permanecer en la vivienda durante tres años con el pago de un alquiler mensual que no supere el 30% de los ingresos de la unidad familiar del deudor.

Asimismo, la reforma debe permitir que las deudas con Hacienda y Seguridad Social puedan ser negociadas en el acuerdo extrajudicial de pagos y ser exoneradas del pasivo insatisfecho del deudor.