Según consta en el primer informe del Observatorio de la Realidad Social de Cáritas Diocesana de Terrassa, presentado recientemente, más del 90% de las familias atendidas por Cáritas están en riesgo de pobreza.

Bajo el título “Atrapados en la precariedad” el informe expone abundantes cifras que permiten hacerse una idea de la realidad social existente: la renta media de un hogar en Catalunya es de unos 31.000 euros al año, mientras que la renta media de hogares atendidos por Cáritas es de 6.000 euros al año. El riesgo de pobreza de los hogares en Catalunya se fija en el 19%.  El 14% de los hogares atendidos por Cáritas tienen una deuda que supera el 100% de sus ingresos.

Ante esta realidad expuesta por Cáritas, conviene poner el foco en un aspecto que la propia página web de Cáritas Diocesanas recoge respecto de la presentación del informe, y es que “como sociedad es necesario que aprendamos que las deudas se pueden perdonar para que las personas puedan volver a empezar“.